La leyenda del Jinete Petrificado | Pénjamo, Gto.

En el rancho las veredas un grupo de amigos tomaba desenfrenadamente una “charanda” convencional. Jugaban ala baraja y reían a carcajadas por cualquier mínimo motivo, mientras las horas pasaban apresuradas pero ellos animados por el alcohol continuaron amenamente debajo de un mezquite. Uno de ellos ya no tuvo dinero para seguir apostando en el juego, pues lo había perdido todo y entonces se les ocurrió algo diferente., Aposto a que seria capaz llegar montado en su caballo hasta las peñas que había en lo alto de un pequeño cerro frente al rancho. 

Organika Herbs

Esto pareció descabellado a sus compañeros pues la vegetación era tan abrumadoramente abundante que hacia inexpugnable ese sitio. El reto se hiso y el temerario hombre animado por el alcohol monto su caballo y penetro a lo que parecía impenetrable y hogar de los reptiles venenosos que los había en cantidad grande, pues su medio ambiente permanecía virgen a cualquier incursión humana. Los borrachines pensaron que su amigo no iba a durar mas de 10 minutos internado en aquella oscura y espesa vegetación, pero esperaron horas hasta el amanecer y aquel nunca salió. 

Las condiciones eran imposibles para meterse a buscarlo. Cual seria la sorpresa grande y extraña que el jinete perdido apareció dibujado en esas peñas a donde precisamente quería llegar para ganar la apuesta. Hasta nuestros días cualquiera puede ver el jinete montado en su caballo, donde se aprecian detalles como la rienda, las espuelas de sus zapatos, el gran sombrero que llevaba, etc., pero esta visión solamente es posible a cierta distancia del cerro.

En las frías noches de silencio y de calma algunos lugareños aseguran que el jinete baja desde las peñas y en su corcel se pasea por las solitarias calles del rancho.

Organika Herbs

Comentarios

  • Todavía no hay comentarios.
  • Agregar un comentario